sábado, 28 de julio de 2012

El Espíritu Del Vino (2LP / CD / 2MC) «1993»



El Espíritu Del Vino (2LP / CD / 2MC) (1993)

El Espíritu Del Vino

  1. Nuestros nombres
  2. Tesoro
  3. Los placeres de la pobreza
  4. La herida
  5. La sirena varada
  6. La apariencia no es sincera
  7. Z
  8. Culpable
  9. El camino del exceso
  10. Flor de loto
  11. El refugio interior
  12. Sangre hirviendo
  13. Tumbas de sal
  14. Bendecida 2
  15. Bendecida
  16. La alacena


Nuestros nombres
Qué extraño aprieta el deseo / Hoy qué lejano aparece el recuerdo / A kilómetros, es tan inalcanzable… / … Esa mirada me encantaba. / Aún abriendo en canal el sueño / Voy con los ojos siempre abiertos. / Por aguantar, brindo en silencio. /// Y no sabemos ni nuestros nombres, / No ignoramos nuestros excesos; / Pero tu sola presencia me enferma / Y me vacía / Con un grito de esperanza / Te digo adiós. /// Y cada día le pregunta a su noche / Qué es lo que haría en su mismo disfraz. / Asentir sin haber comprendido / Que aquellas manos me asediaban, / Dime: ¿querrías tu pintar una casa con alas? / Amanecer, unos guiños confusos. / Dar la vuelta con miedo a mirar atrás. /// Y no sabemos ni nuestros nombres, / No ignoramos nuestros excesos; / Pero tu sola presencia me enferma / Y me vacía / Con un grito de esperanza / Te digo adiós. Al saber / Como vacía / Y con un grito de esperanza / Te digo adiós. /// Y no sabemos ni nuestros nombres, / No ignoramos nuestros excesos; / Pero tu sola presencia me enferma / Y me vacía / Con un grito de esperanza / Te digo adiós. Al saber / Como vacía / Y con un grito de esperanza / Te digo adiós.

Tesoro
Me empequeñece la altura / Y no lo puedo evitar / Se me atascan las ideas, / Amontonadas / En mi tesoro y me esperan. /// Ayer teñí de color sangre mis sueños, / Y no queda nada sagrado / Que me divierta ya. / Conseguiré esa sonrisa / Si la puedo comprar / Será de mis favoritas, / Acumuladas / En mi tesoro y me esperan. /// Ayer teñí de color sangre mis sueños, / Y no queda nada sagrado / Que me divierta ya. / Ayer teñí de color sangre mis sueños, / Y no queda nada sagrado / Que me divierta ya.

Los placeres de la pobreza
La vejez de los pueblos de estirpe divina / Y sus verdades olvidadas / La malilla de diamantes contra la hoja de palma / A través de la radio temblé / Y pagar con la moneda de la curiosidad / En el suministro de charas / Masturbación de interrogantes para sólo escuchar / Un susurro de hilo de plata / Cegados por la voz de la inexperiencia / Nos arrastramos sin pensar / A lomos del desierto hacia las cavernas / Las huellas del peregrino me guiarán / Mi ciudad estaba muerta antes de nacer / Pura sangre desbocado / Detesto a los tibios de vocación / Y dicen que a la fuerza ahorcan /// Cegados por la voz de la inexperiencia / Nos arrastramos sin pensar / A lomos del desierto hacia las cavernas / Las huellas del peregrino me guiarán / Ningún otro cielo en la tierra / Cruza la cara al sí y al no / Dejando condena y cadenas / Del lado opuesto a la razón / Y los placeres de la pobreza han vencido / A mi burlada revolución / Los placeres de la pobreza han vencido / A mi burlada revolución /// Cegados por la voz de la inexperiencia / Nos arrastramos sin pensar / A lomos del desierto hacia las cavernas / Las huellas del peregrino me guiarán / Ningún otro cielo en la tierra / Cruza la cara al sí y al no / Dejando condena y cadenas / Del lado opuesto a la razón.

La herida
Siempre es la misma función, el mismo espectador, / el mismo teatro, en el que tantas veces actuó / perder la razón en un juego tan real / quizás fuera un error, cúrame esta herida por favor. /// ¿Qué hay en dos amigos cuando después de todo / Parecen perdidos y prefieren a otros? / ¿Qué dan lerdas manos, ignorando lo dado, / Si antaño se estrecharon, ahora están engañados? / ¿Qué les hizo alejarse de su orilla intranquila? / ¿Tan ni siquiera un instante piensan en esos días? /// Siempre es la misma función, el mismo espectador, / El mismo teatro, en el que tantas veces actuó / Perder la razón en un juego tan real / Quizás fuera un error, cúrame esta herida por favor. /// Siempre he preferido un beso prolongado, / Aunque sepa que miente, aunque sepa que es falso. / ¿Qué demonios ocurre cuando miradas no se encuentran? / La pelea de gallos, se admiten apuestas. / ¿Quién buscó abrigo en algún otro lugar? / ¿Es posible que el frío venga con la edad…? /// Siempre es la misma función, el mismo espectador, / El mismo teatro, en el que tantas veces actuó / Perder la razón en un juego tan real / Quizás fuera un error, cúrame esta herida por favor. /// Siempre es la misma función, el mismo espectador, / El mismo teatro, en el que tantas veces actuó / Perder la razón en un juego tan real / Quizás fuera un error, cúrame esta herida por favor. / Siempre es la misma función, el mismo espectador, / El mismo teatro, en el que tantas veces actuó / Perder la razón en un juego tan real / Quizás fuera un error, cúrame esta herida por favor.

La Sirena Varada
Y me he enredado siempre entre algas, / Maraña contra los dedos. / Cierras la madeja / Con el fastidio del destino, / Y el mordisco lo dan otros: / Encías ensangrentadas, / Y miradas de criminales, / A grandes rasgos, / Podrías ser tú. / Echar el ancla a babor / De un extremo la argolla / Del otro tu corazón, / Mientras tanto, te sangra. / El mendigo siempre a tu lado, / Tu compañero de viaje, / Cuando las estrellas se apaguen, / Tarde o temprano, también vendrás tú. // Duerme un poco más, / Los párpados no aguantan ya, / Luego están las decepciones / Cuando el cierzo no parece perdonar. / Sirena vuelve al mar, / Varada por la realidad, / Sufrir de alucinaciones / Cuando el cielo no parece escuchar. // Dedicarte un sueño, / Cerrar los ojos y sentir / Oscuridad inmensa, / Entregado a una luz, como un / Laberinto de incertidumbre. / Esquivas la pesadilla / Sobrevolar el cansancio / En un instante, en tierra otra vez / El miedo a traspasar la frontera / De los nombres, / Como un extraño. / Dibuja la espiral de la derrota / Y oscurece tantos halagos. / Sol, en la memoria que se va… // Duerme un poco más, / Los párpados no aguantan ya, / Luego están las decepciones / Cuando el cierzo no parece perdonar. / Sirena vuelve al mar, / Varada por la realidad, / Sufrir de alucinaciones / Cuando el cielo no parece escuchar.

La apariencia no es sincera

Acorralado, entre tu futuro y mi pared. / Cuestionando cada una de las frases, ¿sabes? / Nunca estuviste en la canción. / Pero, tan dulcemente te entregaste… / Y te oigo decir: // «Dame tantas rosas como espinas me clavé. / No encajo bien tus bromas, ¿por qué serás tan cruel? / Dame tantas rosas como espinas me clavé. / Tan fácilmente explotas, ¿qué infierno te posee?» // Extrayendo poco a poco todo de mis venas. / Tus agujas pellizcan suave la piel. / ¿Sabes? nunca hubo una droga peor, / Pero, esta vez, tampoco te escuché… / Y más de uno gritó: // «Dame tantas rosas como espinas me clavé. / No encajo bien tus bromas, ¿por qué serás tan cruel ? / Dame tantas rosas como espinas me clavé. / Tan fácilmente explotas, ¿que infierno te posee?» / Podrías pensar lo peor, / Que la apariencia no es sincera, no. / Pasadas las noches en vela, / ¿Será una condena de amargo sabor? / Podría perder el control / Con apariencia embustera, ¿o no? / Pasadas las noches de espera / ¿Merezco que arda el corazón? // Acobardado, ahora callo en alto antes de huir. / No resulta sencillo ser fiel a la conciencia. / ¿Sabes? nunca pesadilla me intimidó. / Si yo no escogí .¿quién fue el que decidió? / Y te oigo decir: // «Dame tantas rosas como espinas me clavé. / No encajo bien tus bromas, ¿por qué serás tan cruel? / Dame tantas rosas como espinas me clavé. / Tan fácilmente explotas, ¿qué infierno te posee?» / Podrías pensar lo peor, / Que la apariencia no es sincera, no. / Pasadas las noches en vela, / ¿Será una condena de amargo sabor? / Podría perder el control / Con apariencia embustera, ¿o no? / Pasadas las noches de espera / ¿Merezco que arda el corazón?

Culpable
Silencioso como una sombra / No hay experiencias vetadas / Por las salas de los consejos / Que habitan las alimañas / Y aquel rasguño se me abría / Y ya tardaba en cicatrizar / ¿Te quedarás mi pesadilla, / Rondándome al oscurecer? /// Ir más allá de lo permitido / Por los fluídos que recorren el cuerpo / Renunciarás a las costumbres y sometidos / La procesión irá por dentro / ¿Querrán las glándulas lascivas / Declararme culpable? / Si me ofrecí a tus rodillas / Y no quería quedarme… / Extrañas tretas mentales / En desfiladeros y precipicios / Esparciendo alrededor / El ocre más corrompido. /// Ir más allá de lo permitido / Por los fluídos que recorren el cuerpo / Renunciarás a las costumbres y sometidos / La procesión irá por dentro. /// Y las palabras necias / Me dejaron sordo / Y a lo aprendido en la escuela / Me negaré / Las palabras necias / Me dejaron sordo / Y a lo aprendido en la escuela / Me negaré… del todo. /// Y aquel rasguño se me abría / Y ya tardaba en cicatrizar / ¿Te quedarás mi pesadilla / Rondándome al oscurecer? /// Ir más allá de lo permitido / Por los fluídos que recorren el cuerpo / Renunciarás a las costumbres y sometidos / La procesión irá por dentro. / Ir más allá de lo permitido / Por los fluídos que recorren el cuerpo / Renunciarás a las costumbres y sometidos / La procesión irá por dentro. / Ir más allá de lo permitido / Por los fluídos que recorren el cuerpo / Renunciarás a las costumbres y sometidos / La procesión irá por dentro. // Ir más allá de lo permitido / Por los fluídos que recorren el cuerpo / Renunciarás a las costumbres y sometidos / La procesión irá por dentro.

El camino del exceso
Un huracán de palabras en la ronda a tabernas, / Orfeón cotidiano, entóname tu plan. / Salpica la sangre, de espuela enloquece. / Si no hay paraíso, ¿dónde revientas? / Es cierto: /// Camino de exceso, fuente de saber / Un plato de desprecio ahoga el veneno / Mientras dure el dinero y dure el empeño / Ladrillo a ladrillo quedan años después / Si estás dispuesto a afrontar la escena / No es de William Blake / ¿estás dispuesto a devorar estrellas / Que sacien tu sed? /// Apenas afino melodías de perdedor, / Los cielos han gastado mi último suspiro / Quedaron atrás todos los enemigos / Y aún me queda la duda de un futuro mejor /// Si estás dispuesto a afrontar / La escena no es de William Blake / ¿estás dispuesto a devorar estrellas / Que sacien tu sed? / El camino del exceso… el camino del exceso… / El camino del exceso… di!: el camino del exceso… /// Quemamos con malas artes el espíritu del vino / Y no va a regresar, no, no va a regresar. / Quemamos con malas artes el espíritu del vino / Y no va a regresar, no, no va a regresar. / El camino del exceso… el camino del exceso… / El camino del exceso… di!: el camino del exceso… / Quemamos con malas artes el espíritu del vino / Y no va a regresar, no, no va a regresar. Quemamos con malas artes el espíritu del vino / Y no va a regresar, no, no va a regresar.

Flor de Loto
Nunca fue tan breve una despedida / Nunca me creí que fuera definitiva / Nunca quise tanto a nadie en mi vida / Nunca a un ser extraño le llamé mi familia. /// Nunca tuve fe en mi filosofía / Nunca tuve yo ni gurú ni guía / Nunca desprecié una causa perdida / Nunca negaré que son mis favoritas. /// Esta es mi flor de loto y yo era su sombra / Esta es mi flor de loto, / Mi mundo no se aclarará / Tanto vagar para no conservar / Nunca nada. /// Nunca una llama permanece encendida / Nunca aguanté su calor, nunca más, nunca más de un día / Nunca soporté ser un alma invadida / Hasta que vi frente a mí por quien yo moriría. /// Esta es mi flor de loto y yo era su sombra / Esta es mi flor de loto, / Mi mundo no se aclarará / Tanto vagar para no conservar / Nunca nada. /// ¿Querrás tu rectificar / Las líneas de mis manos? / ¿Quién esparcirá al azar / Los posos del café? / Y ¿qué decía la bola de cristal / Cuando echó a rodar? / ¿Qué más puedo necesitar? / ¿Tengo algo que perder? /// Flor de loto / Flor de loto / Fácil es buscar (fácil no encontrar) / Fácil es buscar (fácil no encontrar) / Flor de loto / Flor de loto / Fácil es buscar (fácil no encontrar) / Fácil es buscar (fácil no encontrar) /// ¿Querrás tu rectificar / Las líneas de mis manos? / ¿Quién esparcirá al azar / Los posos del café? / Y ¿qué decía la bola de cristal / Cuando echó a rodar? / ¿Qué más puedo necesitar? / ¿Tengo algo que perder? / No puedo perder.

Sangre hirviendo
Pierde el cielo equilibrio / Cae derrumbado encima de ti / Escóndete un mundo, que nadie lo vea / Cierra las puertas y espera, / Ha llegado tu hora / Y dudo que alguien merezca / Un segundo así. / ¿Duele el dedo en la llaga? / Contempla el vacío desde este rincón. / Muérete a solas, nadie te enseña. / Cierra las puertas y espera, / Ha llegado tu hora / Y dudo que alguien merezca / Un segundo así. /// Burbujas de sangre hirviendo / Caen dentro de ti / La sordera que fue mi alimento. / Burbujas de sangre hirviendo / Caen dentro de ti / Que alguien le grite al viento: / ¡Puedes contar conmigo! / ¡Puedes contar conmigo! /// Teme al rumor de la risa / No encuentro el motivo que se atragantó. / Escúpelo pronto, maldita sea. / Cierra las puertas y espera, / Ha llegado tu hora / Y dudo que alguien merezca / Un segundo así. / Burbujas de sangre hirviendo / Caen dentro de ti / La sordera que fue mi alimento. / Burbujas de sangre hirviendo / Caen dentro de ti / Que alguien le grite al viento: / ¡Puedes contar conmigo! / ¡Puedes contar conmigo! /// Oculta el más estimado tesoro / Quien no guarda un secreto no es de fiar, / Escóndete un mundo, que nadie lo sepa. / Cierra las puertas y espera, / Ha llegado tu hora / Y dudo que alguien merezca / Un segundo así. / Burbujas de sangre hirviendo / Caen dentro de tí / La sordera que fue mi alimento. / Burbujas de sangre hirviendo / Caen dentro de tí. / Que alguien le grite al viento: / ¡Puedes contar conmigo! / ¡Puedes contar conmigo!

Tumbas de sal
Las bebidas psicoactivas no bombean suficiente / Ni las danzas agresivas ofrecen lo mejor de ti / ¿Quién sabe si es mejor así? / Abandona el palacio al azar y a la suerte / Abandónalo /// Si las garras felinas se empeñan en no dejarte dormir / Ni la visita a letrinas es lo que te tienta / ¿Quién sabe si es mejor así? / Condena al exilio las verdades a medias / Condénalas /// Occidente cargado de miedo / «Podría tratarse de magia chamán» / Ideas más torpes se han visto, entre / Océanos de oro y tumbas de sal. / Si las palabras escritas no te las puedes creer / Fue una inútil manera de marcarnos un son / ¿Quién sabe si es mejor ceder? / Contempla el estado en que nos dejó / Contémplalo. /// Occidente cargado de miedo / «Podría tratarse de magia chamán» / Ideas más torpes se han visto, entre / Océanos de oro y tumbas de sal. / Occidente cargado de miedo / «Podría tratarse de magia chamán» / Ideas más torpes se han visto, entre / Océanos de oro y tumbas de sal.

Bendecida 2
En tu ausencia las paredes / Se pintarán de tristeza, / Y enjaularé mi corazón / Entre tus huesos. / Y en tu ausencia las paredes / Se pintarán de tristeza, / Y enjaularé mi corazón / Entre tus huesos.

Bendecida
Si la primera mirada es la que vale / -Esto ya lo enseñan las madres- / Recuperaré la cordura, / Hacia una fosa común / Cosidos a preguntas. / Agrio es el sabor de la noche en abandono, / Hoy será el día que inicie el retorno. / Me estorba la memoria, / Los sentidos me distraen / Y se equivocan. /// En las aguas de la certeza, / Nos hicimos la promesa / De los lagos de pokara. / «Y el perfume que emane del sexo / Se fundirá en nuevo grito». /// Nunca he confiado en los labios muy finos, / De ellos huyo como un fugitivo. / Y amansas el oleaje / Que rompe contra mis venas, / Purificas el aire. /// En las aguas de la certeza, / Nos hicimos la promesa / De los lagos de pokara. / «Y el perfume que emane del sexo / Se fundirá en nuevo grito». / De las brasas de una constelación / Al mundo perecedero. / Bendecida fue la causa de mi fortuna. / Y de la tierra perdida en la infancia, / Al mundo perecedero. / Bendecida fue la causa de mi fortuna. /// Algo que no me han consentido, / Y ahora busco entre tus huesos, / Algo, que desde tan lejos, / Creí que no era, creí que no era mi estilo. /// Cuando abandones tus sueños, / Sabrás que has muerto / Y los gusanos siempre están hambrientos. / Oriente no cree en el sarcasmo / Que antaño nos gobernó / Soy el león domado. /// En las aguas de la certeza, / Nos hicimos la promesa / De los lagos de pokara. / «Y el perfume que emane del sexo / Se fundirá en nuevo grito». /// De las brasas de una constelación / Al mundo perecedero. / Bendecida fue la causa de mi fortuna. / Y de la tierra perdida en la infancia, / Al mundo perecedero. / Bendecida fue la causa de mi fortuna. / Algo que no me han consentido, / Y ahora busco entre tus huesos, / Algo, que desde tan lejos, / Creí que no era, creí que no era mi estilo.

La alacena
Nube que tuve / Toda tragar / Hoy párpados hinchados te ciegan. / Brumaría las horas / Cansado y hambriento. /// Vierte el cuello entre el hielo, / Deja que se humedezcan / Los labios, / Inunda la boca / De amargo licor, / …Arde garganta. / Partida de dados / En el almacén, / Miradas atentas / Se empujan. / La sinceridad / Enemiga del ganador / Dilata el pasado / Y el porvenir. /// Vierte el cuello entre el hielo, / Deja que se humedezcan / Los labios, / Inunda la boca / De amargo licor, / Arde garganta. / Partida de dados / En el almacén, / Miradas atentas / Se empujan. / La sinceridad. enemiga del ganador / Dilata el pasado / Y el porvenir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario