miércoles, 10 de agosto de 2011

EB - Bunbury habla para Retila

Que se separaron, que se toman un año libre y después vuelven, que no vuelven más... En relación a la supuesta separación de los Héroes del Silencio se han dicho -y se dirán- un chingo de cosas. Pero lo ùnico cierto, hasta el momento, es que el cantante Enrique Bunbury sobrevivió los botellazos del Wateke y sacó su esperado disco solista: Radical Sonora, producido por Phil Manzanera. Lo esperamos, lo esperamos... hasta que la nota llegó. Esto es lo que nos dijo Enrique sobre la vida después de los Héroes.

RADICAL SONORA
Por qué este disco? Fue después del concierto de Sevilla, el 6 de diciembre del Ô95, cuando empezó a gestarse este nuevo álbum, aùn sin ser realmente consciente de ello hasta mucho después.

LOS HEROES
Supongo que, cuando formamos Héroes del Silencio en el Ô84, por la edad que tenìamos la fuerza de la banda y sus canciones eran motivo más que suficiente para mantenernos unidos. Pasamos por muchos parabienes y desgracias juntos: la fama, el dinero, la mùsica, las giras, las mujeres, las drogas, el show business, la composición de las canciones, cosas que nos afectaron a cada uno de nosotros de formas muy diferentes.

LA QUìMICA
Ni con El espìritu del vino, ni con Avalancha llegamos a estar de acuerdo entre nosotros, ni con la dirección musical, ni con la composición. Cada uno tirando por un lado distinto no es la mejor forma para evolucionar.

LA SEPARACIóN
Que nadie busque culpables. Que ninguna de mis declaraciones, o de mis ex-compañeros, sirvan de referencia para acusar a uno u otro miembro del grupo. Simplemente, no vemos ni la vida, ni la mùsica, de forma remotamente parecida. Punto y aparte.

LA COMPOSICIóN
Durante la gira americana me encerré en diversos estudios, dispuesto a enfrentarme a mi incierto futuro. En Los çngeles, Puerto Rico y Guatemala grabé un buen puñado de canciones con las que presentarme ante mi nueva banda, productor y compañìa discográfica.

LA MùSICA
Me gusta la mùsica. Me gusta oìrla y me gusta hacerla. Es uno de los motores principales de mi vida, aunque no el ùnico. Me encanta trabajar solo, pero también hacerlo con gente que pueda enseñarme algo. No me encierro en banda a las colaboraciones, sean éstas para un proyecto personal, o sea yo el que me embarque en uno ajeno.

EL DISCO
Creo que un mùsico (yo, más bien, me considerarìa un compositor de canciones) tiene el deber de sacar discos solamente cuando tenga algo que decir. Creo que cuando escuchéis el disco comprobaréis que tenìa mucho que sacar de mi interior. Quizás no estéis de acuerdo en cómo lo he hecho.

LOS INSTRUMENTOS
Para mì, los instrumentos musicales, no son más que eso: instrumentos, he-rramientas con las que el artista debe esculpir su obra. Ninguno de ellos me asusta. Me parece especialmente sobresaliente, o necesario. Para hacer mùsica al borde del precipicio, el ùnico arma indispensable es la imaginación. De ésa no se debe pres-cindir bajo circunstancia alguna.

LA EVOLUCIóN
Ningùn estilo musical me parece mejor que el resto. Tan sólo sobresalen los autores. No pienso renegar de mi pasado. Simplemente, ejerzo mi derecho y mi obligación (autoimpuesta) de evolucionar, crecer, ser creativo y sorprender.

WITH A LITTLE HELP FROM MY FRIENDS
Este disco es una iniciativa individual, aunque me han echado una buena mano unos cuantos amigos (gracias). Es una experiencia artìstica y creativa que tenìa que vomitar de una manera o de otra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario