domingo, 14 de agosto de 2011

EB - Con Héroes del silencio, no fuí feliz para nada

CAROLINA COSTANTINI MADRIDCAROLINA COSTANTINI MADRID30/12/2002

Enrique Bunbury ofrece esta noche en la centenaria sala barcelonesa La Paloma una actuación que distará mucho de ser un típico espectáculo de rock and roll . El excomponente de Héroes del Silencio prefiere dejar atrás el pasado y sorprender a su público. Musicalmente, el artista zaragozano se siente hoy "más cerca de Liza Minnelli que de AC/DC".


Tras casi nueve meses de intensos conciertos por América y España, la gira de presentación de su último disco, Flamingos , llega hoy a su fin. En ella, el carismático artista aragonés ha conseguido que el público del otro lado del Atlántico se rindiera a sus pies. "Ha sido una misión divina", asegura. En total, ha ofrecido 80 actuaciones, y tan bien le ha ido que no es de extrañar que tanto él como los miembros su banda se confiesen unos"enamorados absolutos" de Latinoamérica. "Hemos dejado temblando las destilerías de tequila", bromea el cantante.
La última etapa de la gira, ya por tierras españolas, ha sido bastante más tranquila. Alejado de los grandes polideportivos, Bunbury ha disfrutado del lujo de cantar en pequeñas salas. "A mí lo que me gusta es tocar en teatros --apunta--, pero muchas veces nos meten en pabellones deportivos, en lugares infames donde el sonido es horroroso. Me gustaría ver a los jugadores de baloncesto o pelota vasca cómo se apañan en un teatro", añade el zaragozano en tono burlón.
Enrique Bunbury se siente orgulloso de lo que ha conseguido. Ahora su meta no es convertir sus discos en éxitos de ventas. "No quiero llegar a más gente ni ser un puto pesado. Eso ya lo fui". Sus aspiraciones son otras; ampliar su abanico artístico y visitar más países. "El éxito es conseguir las metas que te propones. Por lo menos, yo tengo la suerte de rozar las que me he propuesto. Antes, con Héroes del Silencio, ni me acerqué a ellas porque no fui feliz para nada", dice.

REFLEXIVO
En un gesto de humildad, un Bunbury más maduro y reflexivo reconoce que no es bueno tanto éxito y tanta megalomanía y asegura que cuando uno empieza en la música tiene una urgencia que luego desaparece."Ahora me quedan dos o tres discos por grabar y sólo espero que sean cojonudos", suspira.
Uno de ellos ya está a medio cocer. Con pantalón negro de lentejuelas, camisa de terciopelo y estola de plumas, Bunbury ofreció recientemente en el Hard Rock de Madrid un adelanto de su próximo disco, que saldrá en mayo. Bizarros "es un doble disco difícil de explicar, con material bastante dispar, paralelo y contemporáneo a Flamingos --comenta el cantante--. Contiene canciones que han salido en recopilaciones y que he cantado con bandas americanas y alguna pieza que estoy preparando para una película. Será un disco más folk".

Fuente: http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/escenarios/bunbury-con-heroes-del-silencio-no-fui-feliz-para-nada-_32488.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario